Una nube sobre el campo


 Cuando una nube

ensombrece nuestro campo,
solemos olvidarnos de que,
por encima de ella,
existe algo maravilloso

Peor aún es que nos olvidemos
de lo que está debajo:
nosotros mismos.

 

 

Sergio Augusto Vistrain
Diciembre de 2001.

Página Principal